lunes, 28 de junio de 2010

Windows Live Sync: Sincronizar y compartir archivos y carpetas.

Windows Live Sync es una herramienta de escritorio muy útil para la sincronización de archivos a través de Internet.

El funcionamiento es bastante sencillo:
  1. En la página de Windows Live Sync, podemos descargar la aplicación en un enlace Descargar Sync.
  2. Una vez descargado he instalado, debemos iniciar sesión utilizando el usuario y contraseña de nuestro Windows Live ID (para más información ver el post "Cuentas de correos y sus servicios asociados").
  3. Una vez iniciada sesión accedemos a la pantalla de administración de Windows Live Sync, donde podemos crear carpetas de sincronización. Durante el proceso de creación de las carpetas de sincronización, se asignan nombres lógicos a las carpetas del equipo, de modo que posteriormente podemos asignar ese mismo nombre a una carpeta física en otro ordenador.
  4. Cada vez, que dos o más de los equipos configurados para sincronización estén encendidos y, la aplicación de escritorio, esté conectada a la cuenta de Windows Live Sync, se actualizarán automáticamente los archivos y carpetas existentes en cada uno de los equipos.
Se puede crear dos tipos de carpetas, carpetas personales y carpetas compartidas. En el caso de las carpetas personales solamente puede sincronizarse entre dos equipos en los haya iniciado sesión el usuario propietario de la cuenta de Windows Live ID. En el caso de carpetas compartidas, tendremos que indicar la dirección de correo electrónico con el que queremos sincronizar la carpeta.

Antes de utilizar la aplicación y el servicio de configuración hay una serie de cosas que hay que saber:
  • Si se han modificado el mismo archivo en dos ordenadores sin que haya dado tiempo a sincronizar, se creará una copia del archivo indicando en su nombre, el nombre del ordenador en el que se ha modificado (la copia del ordenador local, tiene el nombre sin modificar).
  • Con una cuenta de Windows Live ID se permite sincronizar hasta 20 carpetas, que no pueden contener más de 20.000 archivos cada una.
  • Cada archivo individual no puede ocupar más de 4Gb.
  • En el caso de que se eliminen o renombren carpetas en uno de los equipos y no se actualicen las carpetas correspondientes antes de desconectar de Internet. Al conectarse los dos ordenadores, Windows Live Sync tomará la opción más conservadora que consiste en volver a crear las carpetas eliminadas.
  • Cuando se eliminen archivos o carpetas localmente, en el equipo remoto se moverán a la papelera de reciclaje.
¿Cuantas veces hemos tenido que enviar por correo electrónico un archivo que era demasiado grande o que por cualquier razón nos ha dado más de un quebradero de cabeza?

Utilizando Windows Live Sync, podemos crear una carpeta compartida con un usuario (creando una carpeta compartida e indicando las direcciones de correo electrónico de los destinatarios), indicando que solo tienen permiso de lectura y ya se encargará de Windows Live Sync de enviarlo sin problemas.